Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Protesta desnuda PETA
  • Próximo álbum

PETA cierra la semana sin comer carne con una provocativa protesta en San Francisco

La Organización de Personas por un trato ético a los animales (PETA, por sus siglas en inglés) realizó una protesta contra el consumo de carne frente a un restaurante de carne en el centro financiero de San Francisco a plena hora de almuerzo. La protesta: cuatro bandejas de carne, en la acera, pero en vez de carne cruda, las tenían mujeres encueradas y cubiertas en sangre.
“Al final del día, carne es carne, ya sea de animal o humana”, Lindsay Rajt, directora de la campaña de PETA.
Explicó que los animales son capaces de sentir dolor y miedo: “a los cerdos les quitan los dientes y testículos sin anestesia alguna y a las vacas las despellejan vivas”.
La protesta fue parte de la campaña internacional “Meatout week” o semana sin consumo de carne.
“Esta es una imagen impactante para crear conciencia de lo que está haciendo la gente al consumir carne”, dijo Rajt. “Y aunque los animales son diferentes a nosotros, tienen la misma capacidad de sentir pero no nos pueden expresar el deseo que tienen de vivir”.
La demonstración permaneció frente al restaurante Bob’s Steak and Chop House en la intersección de la calle California y New Montgomerry durante una hora, la hora más transitada para el almuerzo de la zona financiera de San Francisco.
Cuatro voluntarias del área de la Bahía aguantaron el frio y las miradas de los peatones que paraban a tomarles fotos.
Marisela de la Cruz, fue una de las valientes voluntarias que llegó desde Oakland a cubrirse con plástico y sangre de mentira para apoyar la causa.
Su madre, su novio y su hermana se tomaron tiempo de sus trabajos para llegar a apoyarla.
“Estoy muy orgullosa de ella”, dijo su madre, Patricia González. “Pero como madre, también estoy aquí para protegerla de lso hombres que la van a estar mirando”, añadió.
Marisela de la Cruz, aguantó el frío durante la demostración para convencer al público a dejar el consumo de carne.
La etiqueta sobre las badejas estaba hecha para simular la que se encontraría en la sección de carnes en un supermercado.
La provocativa demostración fue la primera de su tipo y los voluntarios de PETA en San Francisco fueron los únicos en encuerarse de esta manera durante la semana contra el consumo de carne.
Las cuatro voluntarias permanecieron sin moverse por una hora.
Otra voluntaria se cubre con un a licra color piel mientras le untan la sangre.
Además de las bandejas, otras voluntarias estaban repartiendo folletos informativos con los beneficios de volverse vegetariano y explicaciones de las groserías a las que son expuestos los animales en las carnicerías.
“La solución al sufrimiento de los animales es simple”, dijo Rajt “no consumir carne”.
Quienes acostumbran pasar por la calle del distrito financiero se llevaron la sorpresa esta tarde.
Tanto los medios como los peatones paraban a tomarles fotos y video.
La Organización de Personas por un trato ético a los animales (PETA, por sus siglas en inglés) realizó una protesta contra el consumo de carne frente a un restaurante de carne en el centro financiero de San Francisco a plena hora de almuerzo. La protesta: cuatro bandejas de carne, en la acera, pero en vez de carne cruda, las tenían mujeres encueradas y cubiertas en sangre.
La Organización de Personas por un trato ético a los animales (PETA, por sus siglas en inglés) realizó una protesta contra el consumo de carne frente a un restaurante de carne en el centro financiero de San Francisco a plena hora de almuerzo. La protesta: cuatro bandejas de carne, en la acera, pero en vez de carne cruda, las tenían mujeres encueradas y cubiertas en sangre.
La Organización de Personas por un trato ético a los animales (PETA, por sus siglas en inglés) realizó una protesta contra el consumo de carne frente a un restaurante de carne en el centro financiero de San Francisco a plena hora de almuerzo. La protesta: cuatro bandejas de carne, en la acera, pero en vez de carne cruda, las tenían mujeres encueradas y cubiertas en sangre.
La Organización de Personas por un trato ético a los animales (PETA, por sus siglas en inglés) realizó una protesta contra el consumo de carne frente a un restaurante de carne en el centro financiero de San Francisco a plena hora de almuerzo. La protesta: cuatro bandejas de carne, en la acera, pero en vez de carne cruda, las tenían mujeres encueradas y cubiertas en sangre.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Corte de SF decide si pareja gay puede permanecer junta ante posible deportación

En el Civic Center, los aficionados del fútbol defienden a sus selecciones

La sequía en California ahora afecta campos de golf

El arcoiris iluminó las calles de San Francisco

Disfruta más imágenes
a tu izquierda