Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Gemelas unidas
  • Gemelas unidas
  • Gemelas unidas
  • Gemelas unidas
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San José
  • Siamesas de San Jose
  • Siamesas de San Jose
  • Siamesas de San Jose
  • Siamesas de San Jose
  • Siamesas de San Jose
  • Siamesas de San Jose
  • Próximo álbum

Cómo ha cambiado la vida de niñas siamesas de San José tras separación

Angelina y Angélica Sabuco, las gemelitas de las Filipinas que nacieron unidas y fueron separadas el año pasado, se pusieron sus vestidos de fiesta el lunes para mostrarnos cómo han cambiado sus vidas.
Todas las noticias fueron buenas, según los médicos. Tareas que antes les costaba hacer como caminar, ahora se les hace fácil. Su madre, Ginady Sabuco, dijo que verlas correr fue el momento más importante de la recuperación.
Angelina y Angélica nacieron unidas por el tórax y el abdomen, con sus hígados, los diafragmas y los huesos del pecho completamente compartidos .
El apoyo de la familia ha sido crítico en la recuperación de las niñas tras la cirugía. En la foto: Angelina, Ginady, Vincent, Angelica y Fidel Sabuco.
Cirujanos en el Hospital de Niños Lucile Packard de Stanford separaron este martes a las siamesas Angelina y Angelica Sabuco, de dos años de edad y residentes en San José, tras una operación de más de ocho horas de duración. Aquí vemos a las gemelas comiendo unos dulces antes de entrar a la sala.
Tras separarlas de su esternón y diafragma, las niñas fueron llevadas a salas distintas en donde pasaron al proceso de reconstrucción de sus cuerpos.
Angelina y Angelica con su tía Marita.
"Los cirujanos están felices con el progreso de la operación", dijo una portavoz del hospital en donde unos 20 médicos y enfermeras atendieron a las niñas.
El hospital envió fotos desde el quirófano donde las operan.
Aquí vemos al cirujano principal, el médico Gary Hartman, en la sala de operaciones.
Angelina y Angelica Sabuco, días antes de la cirugía.
Angelina y Angelica nacieron en agosto de 2009 y tenían corazones, costillas y sistemas digestivos distintos.
La separación del hígado fue la cirugía más peligrosa.
"Esta es una operación grande pero esperamos realmente que ambas gemelas sobrevivan y estén bien", dijo el cirujano pediátrico Gary Hartman.
La madre de las niñas, Ginady Sabuco, dijo que tenía siete meses de embarazo cuando supo que las niñas estaban fusionadas. Su esposo, Fidel, vivía y trabajaba en San José con otro hijo de la pareja.
Ginady dijo que espera que la cirugía mejore la calidad de vida de las niñas, como poder separarlas cuando pelean, y además "espero que cuando crezcan puedan ir a la escuela, graduarse y tener trabajos estables".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Las 10 mansiones más caras de San Francisco

¿Qué tal una copa en los bares más extraños del mundo?

Así vive León Felipe González su travesía por Brasil

El arcoiris iluminó las calles de San Francisco

Disfruta más imágenes
a tu izquierda