Publicidad | Vea su anuncio aquí

La vida extraordinaria de un hombre de ciencia: Luis Alvarez

Luis Álvarez, ganador del Premio Nobel de Física

Desde la bomba atómica hasta una teoría sobre la extinción de los dinosaurios en la tierra, Luis Alvarez era el hombre de las "ideas salvajes".

- Wikipedia.org

¿Sabía usted que en el área de la Bahía nació y vivió uno de los hombres de ciencia más prolíficos del Siglo XX y ganador del Premio Nobel de Física? Su nombre era Luis W. Alvarez.

Alvarez nació en San Francisco, California el 13 de junio de 1911, hijo de Walter Alvarez un doctor español que trabajaba como investigador en la Clínica Mayo. Murió en 1988 en el área de la Bahía.

El  variado de rango de sus invenciones y contribuciones a la ciencia le ganó el apodo  de “El hombre de las ideas salvajes”. Alvarez estudió física, un campo por el cual según sus propias palabras desarrolló “amor a primera vista”.

En 1936 Alvarez se mudó a Berkeley para trabajar en uno de los laboratorios de más importantes del país en la Universidad de Berkeley. En 1943 Alvarez formó parte del equipo que desarrolló el sistema para detonar la bomba atómica conocido como el Proyecto Manhattan. De hecho Alvarez se encontraba a bordo del avión Enola Gay, la aeronave que lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima. Alvarez comentaría después la terrible impresión que le causó esta experiencia, pero como el lanzamiento de la bomba marcó el fin de la Segunda Guerra Mundial nunca expresó dudas sobre el uso de la misma. 

Durante su trabajo en el Instituto Tecnológico de Massachusetts inventó un radar para aterrizaje de aviones sin visibilidad. Posteriormente dirigió la construcción del primer Acelerador de Partículas Linear en el mundo. También se le atribuye la invención de la cámara de burbujas en hidrógeno líquido.

En 1965 comenzó a aplicar sus conocimientos de física al terreno de la arqueología junto con su hijo Walter, profesor de arqueología de la Universidad de Berkeley. En una expedición a Egipto, estudiaron las particulas subatómicas de las pirámides para saber si habían cuartos secretos dentro de la misma.

Alvarez nunca encontró cuartos secretos dentro de las pirámides, pero junto a su hijo desarrolló la famosa teoría que afirma que un gigantesco asteroide chocó contra la tierra extinguiéndo todos los dinosaurios hace 65 millones de años.

Entre otras actividades Alvarez también participó en la Comisión Warren para investigar el asesinato del Presidente Kennedy. Dentro de las 22 patentes que registró está por ejemplo la invención de una máquina para entrenar Golf bajo techo.

En 1978 Alvarez entró al Salón de la Fama de inventores en el país.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí