El terremoto de 1989, 20 años después

El fenómeno, considerado un sismo de categoría mayor y denominado

por los expertos como el Terremoto de Loma Prieta, puso fin a décadas

de tranquilidad en San Francisco.Sin embargo, también sirvió como un aviso para que todos los residentes

de California estén siempre preparados ante la posibilidad de que un

evento sísmico -incluso aún más devastador- podría sorprender a la

región en cualquier momento.Al conmemorarse el 20 aniversario del devastador sismo,

algunos realizaron ceremonias para recordar la memoria de los que

fallecieron ese día, mientras las autoridades efectuaron jornadas

informativas para recordarle a la ciudadanía sobre la importancia de

estar listos.Desde 1989, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y otras

organizaciones gubernamentales y comunitarias, han estado trabajando

para que el área de la Bahía y sus residentes tengan un mejor

entendimiento sobre la amenaza sísmica que enfrentan.Estos esfuerzos, aseguran expertos, ayudarán a reducir el impacto de un fuerte terremoto en San Francisco en el futuro.En el caso del terremoto de hace 20 años, el epicentro fue localizado

en el bosque del Parque Estatal Nisene Marks, en las Montañas de Santa

Cruz, a unas 10 millas (16 kilómetros) al noreste de Santa Cruz. El

sismo recibió su nombre debido a la cercanía al Pico Loma Prieta,

ubicado a unas 5 millas (8 kilómetros) del núcleo.No obstante, la mayor devastación ocurrió en el Distrito Marina de San Francisco, a unas 60 millas (95 kilómetros) de ese lugar.El terremoto causó graves daños en toda el área de la Bahía, pero más

notablemente en Oakland y San Francisco; aunque sí hubo otras

comunidades afectadas en la región como los condados de Alameda, San

Mateo, Santa Clara, Santa Cruz, y Monterrey.Cabe destacar que el terremoto de 1989 fue el primero en la historia en

ser transmitido en vivo por televisión.Los ojos del mundo estaban ese

día en San Francisco debido a que se celebraba el tercer partido de la

Serie Mundial de Béisbol, que ese año coincidencialmente era

protagonizada por los dos equipos de la Bahía: Los Atléticos de Oakland

y los Gigantes de San Francisco.En el momento del terremoto, a las 5:04 p.m. del 17 de octubre, se

realizaba una transmisión en vivo desde el Estadio Candlestick Park,

mientras ambos equipos practicaban para el partido.

Los científicos de California, por su parte, están tratando de

desarrollar nuevas herramientas para emitir algún tipo de alerta antes

de que un movimiento telúrico ocurra, afirmó el sismólogo David

Oppenheimer, del USGS.El experto explicó que un sistema de detección temprana sería capaz de

percibir cualquier movimiento sísmico e informar a la ciudadanía del

peligro inminente.Sistemas similares han sido desarrollados ya en México, Taiwán y Japón,

pero el programa aún está en la fase investigativa en Estados Unidos,

añadió el servicio de noticias."Es difícil para nosotros [en Estados Unidos], por las fallas sísmicas,

especialmente aquellas en California que están localizadas en áreas

metropolitanas, y no en el mar, a cientos de millas de zonas densamente

pobladas", comentó Oppenheimer."Esto hace que sea extremadamente dificultoso alertar a los residentes,

por que no hay mucho tiempo para hacerlo'', agregó el científico.Por su parte, Richard Allen, un profesor

de geofísica de la Universidad de California en Berkeley, dijo que

los científicos están utilizando una red de estaciones sísmicas para

detectar con rapidez el inicio de un terremoto y evaluar el peligro que

representa para la población en general."Estamos hablando de un aviso de unos pocos segundos'', advirtió Allen.

''Pero incluso esos pocos segundos adicionales pueden ayudar antes de

que un terremoto mayor sacuda".Allen dijo que los expertos tienen algoritmos

corriendo para poder probar estos programas cuando un terremoto se

registra para determinar cuán bien los sistemas de alerta funcionan.Oppenheimer precisó que un estudio de tres años auspiciado por el USGS

acaba de completar su primer año y está bastante esperanzado con los

resultados obtenidos hasta ahora.Ahora bien, debido a que los terremotos son fenómenos frecuentes en el

área de la Bahía, el experto concluyó que mejorar el nivel de

preparación para cualquier emergencia por parte de la ciudadanía era un

factor vital para la supervivencia en la región.