Publicidad | Vea su anuncio aquí

La Madre Teresa pudo haber protegido a sacerdote pederasta en California: reporte

Madre Teresa

Madre Teresa 

- Getty Images

Padre Uriel Ojeda en Corte

VIDEO Padre enfrenta cargos de acoso - Univision.com

Ver videos
Padre acusado de abuso sexual liberado bajo fianza

VIDEO Padre acusado de abuso liberado bajo fianza - Univision.com

Ver videos

SAN FRANCISCO, California -  Una serie de cartas y documentos que podrían poner en riesgo la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta y que la implicarían en el encumbrimiento sistemático de casos de pedofilia en la Iglesia Católica, fueron revelados esta semana por un semanario de San Francisco, alegaciones que la arquidiócesis de San Francisco ha refutado enfáticamente. 

Las cartas hacen referencia al caso controversial de Donald McGuire, un sacerdote acusado de abusar sexualmente de más de ocho niños en el Área de la Bahía.

En las cartas presuntamente escritas por la Madre Teresa publicadas ayer por el San Francisco Weekly, ella pide que restauren al padre a su cargo a pesar de estar consciente del escándalo que perseguía a McGuire.

“Entiendo lo grave que es el escándalo afectando la iglesia en los EU y lo cuidadosos que debemos ser para guardar la reputación y la pureza del sacerdocio”,  escribió en una carta al supervisor de McGuire reconociendo lo que había hecho el sacerdote. “Sin embargo, confió en el Padre McGuire y espero que se pueda restablecer en su ministerio indispensable cuanto antes“.

McGuire, un padre de la orden Jesuita favorito de la Madre Teresa, daba clases en la Universidad de San Francisco en los años 70 y realizaba retiros espirituales con familias de San Francisco y de Walnut Creek según reporta el SF Weekly.

En 1993 fue destituido de su cargo por abusar de un niño en el Área de la Bahía. Poco después volvió a asumir su posición por la supuesta insistencia de los clérigos y volvió a cometer el abuso.

Tras una serie de ocho demandas de diferentes familias del área, el sacerdote finalmente fue arrestado y encarcelado por cargos de abuso sexual en el 2005. McGuire, de 81 años, sigue en la prisión estatal sirviendo una sentencia de 25 años.

Durante la investigación del padre y como resultado de los procedimientos legales en contra del grupo Jesuita, la organización religiosa ha tenido que liberar varios documentos  comprometedores, entre ellos las presuntas cartas de la Madre Teresa, fechadas en 1994 y que el SF Weekly ha hecho públicas.

Otros documentos revelaron que los problemas con McGuire empezaron poco después de que se ordenara como sacerdote en 1961, cuando abusó sexualmente a al menos dos niños en la Academia Loyola en Wilmette, Illinois, y por lo que décadas después fue condenado a prisión.

Pero entre los casos más documentados por la organización jesuita está el de un hombre de Walnut Creek, que en abril de 1993 presentó una demanda alegando que su hijo, que fungía como asistente personal de McGuire, había visto revistas pornográficas con McGuire durante sus viajes con él, además de bañarse y masturbarse frente a él. 

La investigación del Weekly no pudo demostrar qué tanto habría sabido la Madre Teresa sobre la naturaleza de los abuso de McGuire. En las misivas que el semanario le atribuye a la monja, el autor indica que un oficial de la Iglesia le había hecho partícipe de los "tristes eventos" que llevaron al retiro de McGuire de su ministerio en 1994 y que el párroco "había admitido imprudencia en su conducta", más no se hace mención de las particularidades de dicha conducta.

Tampoco se puede decir con certeza que las cartas fueron escritas por la Madre Teresa,  ninguna incluye firma, pero fueron escritas en papel membretado de las Misioneras de la Caridad -- la organización que lidereaba la hermana en proceso de beatificación --  y hacen referencia a los asistentes más allegados a la monja. La organización no ha comentado sobre las cartas.

Desde su muerte en 1997 han surgido varios reportajes e investigaciones cuestionando la santidad de la monja católica. Unos alegan que aceptaba fondos de personalidades corruptas, mientras que otros critican la administración de sus organizaciones. Las acusaciones no son más que marcas pequeñas comparación de sus tremendas obras, pero serian suficiente para revocar la orden de canonización que ya fue preaprobada por el Papa Juan Pablo II antes de su muerte.

Por su cuenta, la Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) ha pedido al Vaticano que retrasen el proceso de canonización de la Madre Teresa hasta que resuelva el asunto.

“Los líderes de la iglesia que se preocupan por los sentimientos de sus feligreses deberían manejar la situación con precaución y tomarse el tiempo de investigar bien el caso antes de alabar a funcionarios que han pasado por alto, ocultado, o permitido horribles delitos sexuales contra niños”, dijo Barbara Blaine, la presidenta de SNAP en un comunicado.

La arquidiócesis de San Francisco expresó su tristeza ante las acusaciones del Weekly y destacó en un comunicado que ni siquiera el propio autor del reporte estaba seguro de que las cartas fueron escritas por la Madre Teresa.

“Estoy seguro que en su bondad la Madre Teresa perdona este vergonzoso ataque, pero es un día sombrío para el periodismo”, añadió.  

El caso también pone en mal a otros oficiales de la Iglesia Católica. Entre los documentos encubiertos relacionados al caso de McGuire, se encuentran cartas de otros oficiales que de una manera u otra admiten estar conscientes de los delitos cometidos por el padre.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Publicidad | Vea su anuncio aquí